Fobia social vs. timidez

By 2 diciembre, 2020 Ansiedad Sin comentarios
fobia social, timidez, ansiedad social

La fobia social y la timidez son dos extremos de una misma línea.

Sentirse integrado en la sociedad es algo que todos buscamos. Nos encanta formar parte de un grupo. Por eso, queremos el reconomiento y la aprobación de los demás. Estas ganas de comunicar y de ser aceptados nos empujan a relacionarnos.

La capacidad para mezclarnos depende en gran parte de la imagen que tengamos de nosotros mismo. A mayor autoestima, más fácil será. Sin embargo, el factor que nos permitirá socializar es el valor que creemos que los demás nos dan.

Comparar lo que uno ofrece con lo que cree que los otros quieren es un ejercicio que abre dudas. Las dudas generan incertidumbre, y la incertidumbre mal tratada lleva a la ansiedad. En este caso, ansiedad social. Dependiendo de las consecuencia de ésta, caeremos en el lado de la fobia social o en el de la timidez.

Intensidad

La fobia social y la timidez se basan en la dificultad para expresar ideas y defender opiniones. Comparten el sufrimiento que conlleva esta inhibición. Incluso pueden coincidir en algunas de las expresiones físicas que reflejan este malestar. La gran diferencia que determina si se padece fobia social o, simplemente, es una inofensiva timidez, es la intensidad con la que se viven estos síntomas.

fobia social, timidez, ansiedad social

La fobia social es un trastorno de ansiedad basado en el temor a que los demás juzguen de forma negativa tus palabras, comportamientos o aspecto. Es un temor tan intenso que lleva a evitar estas situaciones en las que uno cree que puede ser objeto de juicio, burla o que considere que no sabrá cómo desenvolverse. En el caso de no poder esquivar esa situación, puede aparecer una intensa sensación de desamparo y peligro, llegando al bloqueo o a la crisis de ansiedad. La opción de huir se presentará como la estrategia más atractiva para acabar con esas sensaciones tan desagradables.

La timidez, en cambio, es un rasgo de personalidad bastante común. Por lo tanto, no se sitúa en el terreno de lo patológico. Se puede definir como cierta dificultad en la interacción producto de una prudencia mal aplicada. Puede aparecer inseguridad e incomodidad en el trato, pero esos síntomas no serán intensos. El nivel de malestar emocional es menor y tiene un carácter más pasajero, con un inicio y un final claros. A pesar de estos inconvenientes, la interacción se puede llevar a cabo.

Tratamiento

Todos los casos de fobia social requieren ser tratados. Por su parte, la timidez no demanda tanta atención. Tan solo en esos casos en los que amenaza con evolucionar hacia una fobia social sería adecuado tomar medidas.

Estas medidas pasan por el refuerzo de habilidades sociales, exposición a situaciones que se han etiquetado como peligrosas, gestión emocional, y el desarrollo de la capacidad para quitar valor y adaptar las creencias que sostienen la ansiedad social.

Toni Mateo
inpside | Psicólogo en Barcelona – Horta

La ley 34/2002 obliga a avisarte que este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, significa que que das tu consentimiento y aceptas su uso. Pincha aquí para saber más sobre cookies. Pincha aquí para conocer la política de cookies de inpside

ACEPTAR
Aviso de cookies