CÓMO SALIR AIROSO DE UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

By 14 febrero, 2015 Trabajo Sin comentarios
The Devil Wears Prada - 20TH CENTURY FOX(2)

Si estás buscando trabajo esperas que un día tu currículum caiga sobre la mesa de alguien que, tras valorar tus habilidades y experiencia, se plantee incorporarte a su empresa. Es la oportunidad que buscabas, no debes dejarla escapar, y por eso hay que dominar el arte de la entrevista de trabajo.

Prepárate

En una entrevista no hay lugar para la improvisación. Es importante que conozcas tus puntos fuertes y tus debilidades, así como también debes conocer quien está frente a ti. Enviaste tu currículum, quizá te han seguido el rastro por las redes sociales, así que saben de ti, por lo que estás obligado a saber tú también de ellos. Investiga la empresa que te ha convocado hasta dar con sus sus valores, de esta forma podrás adaptar tu imagen, tus intereses, habilidades y experiencia para saber cómo entrarles y poder mostrarles que eres quien realmente necesitan.

Durante la entrevista

Una entrevista puede ser agotadora, por lo que debes estar en buenas condiciones físicas y mentales. Llega descansado, con tiempo, hidratado y con todo lo que puedas necesitar: tu currículum, tu imagen, tu actitud y la estrategia basada en la investigación que has llevado a cabo. La confianza en tus capacidades, tu encanto y tus habilidades de comunicación serán los recursos que te abrirán el camino a la victoria.

También debes prever cómo pueden intentar descartarte. Un entrevistador está especialmente entrenado para ello, por lo que debes ser coherente con lo que dices y lo que muestras. Pueden utilizar pequeños trucos, desde silencios largos para incomodarte hasta analizar tus palabras en busca de negatividad, así que piensa en positivo, sé abierto y colabora. Incluso pueden echar mano a la creatividad y lanzarte acertijos, dilemas o sorpresas, por lo que tienes que mantener la calma y centrarte en lo que te plantean.

Hanna Horvath (Lena Dunham) - Girls (HBO)

Foto: Girls – HBO

Preguntas comprometidas

La más tópica de las preguntas en una entrevista de trabajo debe ser “cuéntame algo de ti”. Se utiliza para romper el hielo, aunque el efecto que produce es totalmente el contrario. Al ser una pregunta tan general no debes caer en la trampa de dar información no relacionada con tu objetivo. Sé breve y dale motivos por los cuales eres el candidato idóneo para ese puesto.

“¿Por qué dejaste tu último trabajo?”. Has de ser cuidadoso al hablar de tu anterior empresa y sobre todo olvídate de críticas negativas. Destaca que estás agradecido y que aprendiste mucho, pero que ha llegado el momento de asumir nuevos retos y seguir creciendo.

“¿Cuál es tu mayor defecto?”. Todos cometemos errores, así que no dudes en ser sincero y realista, remarcando las estrategias que utilizas para corregirlos, porque el trasfondo de esta pregunta es evaluar tu capacidad de autosuperación.

“¿Por qué quieres trabajar con nosotros?”. Demuestra que conoces la empresa, que te has informado sobre los valores que la mueven y enlázalo con tus habilidades y experiencia. De esta forma muestras iniciativa y dejas claro tu interés por conseguir ese puesto.

“¿Dónde te ves dentro de cinco años?”. La respuesta fácil es hablar de ambición y apuntar hacia un puesto directivo, pero no sería una respuesta completa. Es mejor hablar de las habilidades que esperas desarrollar en la empresa y que facilitarán ese progreso.

No te relajes antes de tiempo

La entrevista no acaba hasta que sales del edificio, así que no olvides los últimos pasos. Es el momento de hacer preguntas referentes a las funciones concretas a desarrollar en el puesto al que aspiras, lo que esperan de ti, con quien trabajarás, los retos que puedes encontrar, las posibilidades de promoción y los nuevos proyectos que la empresa tiene en mente. Nada de preguntar por el sueldo y las vacaciones, a no ser que el entrevistador saque el tema, y aún así, que sea él quien empiece a dar cifras, mientras que por tu parte es mejor limitarse a decir que esperas algo acorde con tu aportación y responsabilidades. Por último, no te olvides de una buena despedida.

La ley 34/2002 obliga a avisarte que este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, significa que que das tu consentimiento y aceptas su uso. Pincha aquí para saber más sobre cookies. Pincha aquí para conocer la política de cookies de inpside

ACEPTAR
Aviso de cookies