LA IMPORTANCIA DE CONOCERSE A UNO MISMO

By 14 febrero, 2015 Relax Sin comentarios
Esplendor en la hierba - WARNER BROS

De vez en cuando va bien tomarse un descanso y mirar hacia nuestro interior para conocernos un poco más y poder apreciar los diferentes matices que componen nuestras emociones. Es lo que se llama autoconciencia y se puede practicar de una forma sencilla.

5 pasos para encontrarse

1.- Elige un momento tranquilo en que nadie pueda molestarte, acomódate y cierra los ojos.

2.- Prepárate con unos ejercicios de respiración profunda, así te relajarás y conseguirás el ritmo adecuado para llevar a cabo el ejercicio: • vacía completamente tus pulmones, • inspira por la nariz, llenando primero el abdomen y luego el pecho, • aguanta el aire, cuenta hasta 3 y déjalo escapar poco a poco hasta vaciarte.

3.- Comienza prestando atención a todo aquello que percibes. Nota el tacto del tejido de tu ropa, escucha los sonidos que pueden llegarte del exterior y huele el ambiente que te rodea. De esta forma tan sencilla te sitúas en el aquí y ahora, sin importar el pasado ni el futuro.

4.- Luego fíjate en tus pensamientos. Observa cómo surgen y cómo se van, como si fueran nubes en el cielo o como si cayeran por una cascada. No te agarres a ellos, porque su contenido no es importante, sólo son pensamientos que pasan y dejan tu mente limpia.

5.- Por último, céntrate en lo que sientes en tu interior. Tu objetivo es poder ser consciente de esas emociones sin dejarte arrastrar por ellas manteniendo siempre la calma.

Desayuno con diamantes - PARAMOUNT PICTURES

Foto: Desayuno con diamantes – PARAMOUNT PICTURES

El sexto paso

Llegados a este punto ya puedes dar el último paso y describir lo que sientes. Hablar de sensaciones y pensamientos es fácil, pero definir emociones a veces puede ser complicado, por eso solemos utilizar expresiones poco precisas como “esto me ha afectado”, “significa mucho para mí”, “tengo un nudo en la garganta” o “se me encoje el corazón”. Es importante poder darle nombre a lo que sientes para reconocerlo y saber cómo administrarlo, por eso va bien practicar revisando situaciones ya vividas, en las que puedes observarte y descubrir cómo tus emociones se mezclan, se confunden y se combinan.

La ley 34/2002 obliga a avisarte que este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, significa que que das tu consentimiento y aceptas su uso. Pincha aquí para saber más sobre cookies. Pincha aquí para conocer la política de cookies de inpside

ACEPTAR
Aviso de cookies