LA PAREJA QUE ENSEÑÓ AL MUNDO A HACER EL AMOR

By 15 febrero, 2015 Sexo Sin comentarios
Virginia Johnson (Lizzy Caplan) - Craig Blankenhorn-SHOWTIME

Cuando el Dr. Masters le puso el ojo encima a la nueva secretaria supo al instante que no necesitaba buscar más. Morena, atractiva, con una gran seguridad en sí misma, abierta y sin prejuicios. Virginia Johnson era especial, diferente, una de esas personas que logran captar la atención de quienes le rodean. Justo lo que él necesitaba para dar un empujón a su carrera, y de paso, aunque todavía no lo sabía, agitar su corazón acostumbrado a una aburrida vida matrimonial.

En busca de respuestas

A principios del año 1957, Masters, experto en fertilidad en la Universidad Washington de St. Louis, estaba profundamente obsesionado con el sexo. Llevaba un tiempo contratando prostitutas para utilizarlas como conejillos de Indias, y es que poco o nada se sabía sobre cómo funcionamos en la cama. Por eso mismo pretendía meterlo en su laboratorio, para poder anotar en directo cada latido, cada respiración, cada empuje y cada contracción.

Llevarlo a la práctica no fue sencillo, las prostitutas no daban datos fiables, ya que fingían con sus clientes y padecían diversas ETS. Masters necesitaba hombres y mujeres sanos que se excitaran de verdad, pero no sabía dónde ni cómo encontrarlos. Además se estaba jugando el prestigio y la carrera con un tema tabú, y sin el apoyo de la comunidad médica.

Virginia Johnson y William Masters - TIME&LIFE-GETTY

Foto: Virginia Johnson y William Masters – TIME&LIFE-GETTY

Algo más que una ayudante

Fue Virginia, sin ningún tipo de preparación sanitaria y con un pasado como cantante, quien le proporcionó lo que necesitaba para poner en marcha su proyecto. Tenía 32 años, dos hijos a los que mantener, diversos ex maridos a sus espaldas y la energía necesaria para cambiar el mundo. Con su encanto convenció a 382 mujeres y 312 hombres del ámbito hospitalario y universitario para que participaran como voluntarios. De esta manera Masters y Johnson pudieron presenciar alrededor de 10.000 actos sexuales que registraron con todo tipo de detalles.

En un ambiente tan estimulante, y al lado de una mujer con una visión sobre el sexo tan libre e inusual para la época, era de esperar que surgiera cierta tensión sexual. Así que decidieron dar rienda suelta a su pasión participando como pareja en sus estudios. De esta manera iniciaron una tórrida relación como amantes que duró 15 años. Y tras muchas dificultades y altibajos -incluyendo el divorcio de Masters de su primera mujer- se casaron.

Revolución sexual

Los estudios de Masters y Johnson sentaron las bases de la sexología moderna. Sus trabajos, reflejados en los libros Respuesta sexual humana (1966), Incompatibilidad sexual humana (1970) y El vínculo del placer (1974), contribuyeron a cambiar la idea que hasta entonces se tenía del sexo e impulsó la revolución sexual de las siguientes décadas. Formaron un equipo perfecto que rompió mitos sobre el orgasmo femenino y describió con detalle las fases de la respuesta sexual humana. Sus terapias, basadas sobre todo en la intuición y sensibilidad de Virginia hacia las mujeres, ayudaron a miles de parejas a llevar una vida sexual plena.

Masters of Sex

Podemos seguir las aventuras sexuales de Masters y Johnson a través de Masters of Sex, que pronto estrenará su tercera temporada. Una serie biográfica muy recomendable, que destila el glamour y sofisticación de finales de los 50, combinado con toques sensuales y morbosos que atraen la mirada del espectador de forma magnética e hipnótica. Sin olvidar a una genial Lizzy Caplan, capaz de interpretar de manera muy fiel y realista a la heroína feminista y mujer avanzada a su época que fue Virginia Johnson.

La ley 34/2002 obliga a avisarte que este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, significa que que das tu consentimiento y aceptas su uso. Pincha aquí para saber más sobre cookies. Pincha aquí para conocer la política de cookies de inpside

ACEPTAR
Aviso de cookies